El lehendakari, Iñigo Urkullu, presentó el pasado 3 de julio en Donostia-San Sebastián, ante representantes de las instituciones y de organizaciones de personas mayores de Euskadi, el proyecto Euskadi Lagunkoia Sustraietatik cuyo objetivo es facilitar, desde todos los ámbitos de la sociedad, que las personas mayores, y también las personas con capacidades diversas  (personas con dificultades de movilidad o con alguna discapacidad), pueda participar plenamente en la sociedad adecuando los entornos físicos y sociales a ese fin.

Iñigo Urkullu recalcó que Euskadi Lagunkoia Sustraietatik es “una iniciativa que parte de un objetivo global de la Organización Mundial de la Salud al que damos en Euskadi una respuesta local”. “Expreso mi agradecimiento porque esta iniciativa responde a una voluntad de participación. Nos encontramos con asociaciones y personas comprometidas, que demandan hablar para aportar. Compartimos el objetivo de favorecer unos valores personales y sociales que han distinguido a nuestro Pueblo. Nuestra actitud es abierta y tenemos la oportunidad de convertir las aportaciones constructivas en iniciativas que funcionen, que mejoren la calidad de vida. Necesitamos la experiencia y conocimiento de las personas mayores para avanzar, para tomar las decisiones que mejoren el bienestar de las personas en estos tiempos que son, otra vez, difíciles”, ensalzó.

Por su parte, el Consejero de Empleo y Políticas Sociales Juan María Aburto informó de que “la esperanza de vida con plena autonomía y sin dependencia alguna para hombres y mujeres de más de 65 se cifra en una media de diez años…”.  Haciendo lectura de estos datos, Aburto evidenció que en Euskadi “existe un gran grupo de personas de más de 65 años en plenas capacidades físicas e intelectuales que están realizando una gran aportación, imposible de cuantificar económicamente… gracias a estas personas mantenemos nuestro modelo social ”. “Desde el Gobierno queremos impulsar políticas para desarrollar programas de envejecimiento activo. Unos programas que tienen una doble vertiente: por un lado favorecen la salud mediante unos hábitos de vida activos y saludables y, por otro lado, promueven la participación de las personas mayores”. El Consejero ha puesto en valor el proyecto Euskadi Lagunkoia Sustraietatik, por “promover un envejecimiento activo, fomentando aprovechar el potencial que representan las personas mayores como agentes activos para convertir nuestros barrios, pueblos y ciudades en espacios amigables”.

Geoff Green, Presidente del Consejo de la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables de la OMS, avaló en la presentación la iniciativa: “Más de 250 ciudades y comunidades son ya miembros de la Red Global de Ciudades y Comunidades Amigables. Ahora la OMS recoge en su seno el proyecto Euskadi Lagunkoia Sustraietatik. El trabajo en red es vital para el óptimo desarrollo de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores.”

Han recibido el diploma que les acredita como municipios amigables los siguientes Ayuntamientos:
Orio, Ordizia, Hondarribia, Idiazabal, Zumarraga, Cuadrilla de Añana, Erriberagoitia, Añana, Armiñón, Gaubea, Berantevilla, Lantaron, Kuartango, Iruña de Oca y Zambrana.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter