Beatriz Artolazabal, Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco ha inaugurado la Jornada ‘Buenas Prácticas Europeas en Amigabilidad’, en el Auditorio del Museo Guggenheim de Bilbao. Allí, ha subrayado que “las políticas dirigidas a las personas mayores son ya, más que una necesidad, una obligación y el envejecimiento de la población va a crear nuevas necesidades y oportunidades”.

Artolazabal ha recordado que “Euskadi cuenta con una de las sociedades más longevas del mundo, dónde la esperanza de vida es de 83,4 años de media”. La esperanza de vida se ha alargado en los últimos años “y también ha mejorado la calidad de vida de quienes cumplen más años”. “El gran reto que tenemos es que las personas mayores puedan vivir en las mejores condiciones de vida, libres de situaciones de dependencia, el mayor tiempo posible y con el debido confort” ha indicado la Sailburu.

Para ello, “el conjunto de las instituciones vascas han puesto la mirada en el colectivo de personas que envejecen creando mecanismos para hacer de nuestros barrios, municipios y ciudades, entornos en los que se sientan cómodas”, según Beatriz Artolazabal. Desde el Gobierno Vasco, impulsor de la Estrategia de Envejecimiento activo 2015-2020, se busca comprometer a todos los sectores implicados para la construcción del mejor futuro para el envejecimiento desde un enfoque “basado en la promoción de la autonomía, el reconocimiento de la heterogeneidad de este grupo de población y la promoción de su compromiso y corresponsabilidad en la construcción y mantenimiento de una sociedad más amigable y solidaria”.

En ese marco, y basado en el Programa de la OMS para entornos adaptados a las personas mayores, Euskadi es impulsora de la Red Euskadi Lagunkoia Sustraietatik, en la que participan más de medio centenar de ayuntamientos vascos. En el programa de amigabilidad, son las personas mayores las protagonistas de un proceso de generación de bienestar que va a revertir en nuestra vida cotidiana, va a reclamar una recuperación racional de los espacios públicos, de las relaciones entre la ciudadanía, y de las transferencias de cuidados.

“Juntos compartimos la visión de que construir ciudades y comunidades adaptadas a las personas mayores es uno de los planteamientos políticos más efectivos para responder al envejecimiento poblacional”, ha afirmado la Consejera de Empleo y Políticas Sociales. “Nosotros tenemos un bagaje y una ambición. Creo que la línea que estamos siguiendo es la correcta, pero no debemos dejar de mirar al exterior. Saber lo que se está haciendo en otros lugares”.

Buenas prácticas

Precisamente, la Jornada organizada hoy por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales ha servido para conocer experiencias europeas y estatales relacionadas con las personas mayores de la mano de profesionales llegados desde Bélgica, Reino Unido o Polonia, entre otros. Entre los ponentes participantes destacan: Tine Buffel, investigadora en la Universidad de Manchester, especializada en temas relacionados con el envejecimiento y la urbanización; Sarah More, asistente de proyectos internacionales en la Sociedad de Alzheimer del Reino Unido que ayuda a los países a desarrollar los programas de Amigos de la Demencia; Sarah Dury, Doctora en Gerontología Social centrada en la metodología de investigación participativa de la Universidad de Bruselas; Aleksandra Markowska y Katarzyna Ziemann Directora y Subdirectora del Laboratorio de Innovación Social – unidad presupuestaria del municipio de Gdynia (Polonia); Asier Gallastegi, consultor sistémico, formador y coach e impulsor del proyecto Bherria del Gobierno Vasco; Rocío Cuevas, de la Associació Salut i Família catalana que hablará sobre el proyecto Bancs del Temps; y Rosa Jiménez, coordinadora del proyecto La Escalera.

Lide Amilibia, Viceconsejera de Políticas Sociales, Emilio Sola, Director de Servicios Sociales del Gobierno Vasco y Elena del Barrio, coordinadora de Euskadi Lagunkoia han participado en el encuentro.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter