Miembros de grupos motores de municipios adheridos a Euskadi Lagunkoia han participado en la iniciativa impulsada por la International Federation on Ageing  (Federación Internacional de Envejecimiento) y han aportado su reflexión sobre cómo se define la amigabilidad y qué es ser amigable y qué no.

Reflexión de Mª Asun Fernández Ostolaza, miembro del grupo motor de Bilbao

"La amabilidad de las ciudades con las personas mayores está bien definida en los documentos de la OMS: “Un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo”

Existen experiencias y buenas prácticas en todo tipo de ciudades y pueblos de todos los continentes. En Bilbao, con una población de 345.000 habitantes y una orografía que le ha valido el sobrenombre de “el botxo” o agujero rodeado de montañas, el trabajo sobre la amigabilidad tiene sus especificidades.

Estamos en la última fase del II Plan de amigabilidad, su evaluación. Y dispuestos para el tercero. Los aspectos físicos y de estructura nos preocupan a la ciudadanía en general y al equipo motor, las pocas zonas verdes, los problemas de accesibilidad, el tráfico y la contaminación, las barreras arquitectónicas en muchas viviendas, etc. Pero sin embargo, también son los aspectos más visibles y es indudable que en estos ocho años de desarrollo comprobamos mejoras, tales como escaleras mecánicas, ascensores, zonas de descanso, tráfico más suave, etc.

No obstante, en los aspectos más intangibles como la comunicación, la información, la transparencia, la inclusión social o la participación, no avanzamos tanto. Pedimos más atención a estos aspectos y una mayor consideración como ciudadanía activa y relevante."

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter