Hay que enviar las respuestas antes del 12 de octubre. Este proyecto tiene como objetivo crear un "almacén" de estudios de casos que describan cómo las ciudades están respondiendo con éxito al COVID-19 y captar cómo estas respuestas podrían, a largo plazo, no solo fortalecer la resiliencia de las ciudades a la pandemia, sino también mejorar su salud y bienestar.

Descargar cuestionario

 

Las ciudades han estado a la vanguardia de la respuesta a la epidemia de Covid-19, implementando intervenciones que van desde estrictas medidas de confinamiento, así como la higiene personal, la utilización de mascarillas y el distanciamiento social.

El COVID-19 ha agravado las desigualdades y los desafíos sanitarios, sociales, ambientales y económicos más profundos que enfrentan las ciudades, que incluyen: aislamiento social de las personas mayores; salud mental; violencia, incluida la violencia interpersonal; sistemas de transporte y movilidad; falta de vivienda adecuada y lugares de ocio, contaminación del aire, higiene / saneamiento y otros riesgos ambientales.

Muchas ciudades y comunidades han trabajado para mitigar las consecuencias negativas de las medidas del COVID-19 en la ciudadanía, al tiempo que optimizan las oportunidades para un cambio positivo. El confinamiento también han permitido que en los lugares públicos haya habido menos automóviles y aire fuera más limpio; carreteras más seguras para caminar y andar en bicicleta; la importancia del transporte público seguro y eficiente y la gestión de residuos / saneamiento. Los espacios verdes urbanos y los parques como lugares seguros para la actividad física se han vuelto más valiosos. Ha aumentado la apreciación de las redes sociales de apoyo / atención. Existe una mayor conciencia sobre las disparidades de ingresos, protección social y salud.

Reconociendo esto, muchas ciudades también han tratado de aprovechar la oportunidad para realizar mejoras más sostenidas en los sistemas urbanos, ya sea el acceso al bienestar social y la salud, la mejora de la higiene o los espacios urbanos para caminar y andar en bicicleta.

El éxito de las ciudades a la hora de afrontar los desafíos del Covid-19 se ha visto influido por su preparación / resiliencia y respuesta, así como por la calidad de la gobernanza; niveles de participación comunitaria; y características urbanas que determinan dónde y cómo las personas trabajan, viven y se mueven.

A medida que se alivian los bloqueos, las ciudades enfrentan nuevos desafíos para prevenir nuevos picos de infecciones. Pero también existe la oportunidad ante el confinamiento (por ejemplo, aire más limpio, carreteras más seguras) en una "mejor normalidad", una que sea más equitativa, sociable y proporcione una mejor salud y bienestar social y ambiental. Los éxitos pueden guiar a las ciudades en el futuro, a medida que las poblaciones urbanas se expanden y las ciudades enfrentan más desafíos relacionados con las desigualdades sociales y económicas, el cambio climático y la contaminación, y la movilidad / planificación urbana.

El objetivo del proyecto
Este proyecto tiene como objetivo crear un "almacén" de estudios de casos que describan cómo las ciudades están respondiendo con éxito al COVID-19 y captar cómo estas respuestas podrían, a largo plazo, no solo fortalecer la resiliencia de las ciudades a la pandemia, sino también mejorar su salud y bienestar.

Los estudios se identificarán en varias categorías diferentes (o de hecho, pueden abordar más de una categoría). Las categorías se muestran en la cuestionario adjunto. Los estudios de los casos seleccionados se utilizarán como base para las historias sobre “ciudades saludables y resilientes” y se harán públicos en la web de la OMS. La información técnica (cuando exista) también permitiría una mayor evaluación de las políticas adoptadas y el seguimiento de su eficacia.

Proceso para recopilar historias sobre la respuesta efectiva al COVID-19 de las ciudades
Al invitar a los socios a utilizar la siguiente plantilla, recopilaremos ejemplos a través de las redes existentes (por ejemplo, Ciudades Saludables, Asociación para Ciudades Saludables, Red de ciudades amigables con las personas mayores, Breathelife2030, UITP, etc.), así como a través de las oficinas de cada país que pertenecen a la OMS.

En la primera ronda, se elegirán aproximadamente de 5 a 6 estudios por cada tema para su publicación que cubran, cuando sea posible, una gama geográfica y económicamente diversa de ciudades que enfrentan diferentes restricciones / limitaciones e impactos de la pandemia / medidas en una serie de problemas de salud. y sobre equidad y grupos vulnerables. Los estudios de caso serán redactados con aportaciones de las partes interesadas de la ciudad y los equipos técnicos relevantes. Los estudios de casos preliminares se compartirán con los puntos focales regionales y las partes interesadas de la ciudad. Se espera que el texto final no tenga más de dos páginas e incluirá una imagen y, cuando sea posible, una cita.

Descargar cuestionario

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter