El 23 de febrero ha tenido lugar en Lakua una reunión convocada por la Dirección de Comercio del Gobierno Vasco con técnicos responsables de la Oficinas Comarcales de Comercio de toda Euskadi.


Durante la misma, el Director de Comercio, Jon Andoni Zarate, el Director de Servicios Sociales, Emilio Sola, y la Viceconsejera de Políticas Sociales,Lide Amilibia, han presentado el programa "Establecimientos Amigables" dentro de la iniciativa Euskadi Lagunkoia.

Guía de amigabilidad para establecimientos

Guía de Amigabilidad de para establecimientos. Comercio y Restauración

 

El objetivo se centra en que desde las Oficinas Comarcales de Comercio pueda darse a conocer a las Asociaciones locales de Comerciantes y a los comercios de los diferentes municipios de Euskadi la existencia de este programa.


En definitiva, consiste en fomentar establecimientos amigables, es decir comercios y empresas de servicios adaptados a las necesidades de las personas mayores. Ejemplo: establecimientos donde se pueda una persona sentar o leer con facilidad cualquier anuncio o comunicado porque se ha hecho con una tipografía de mayor cuerpo.


Es una campaña educativa basada fundamentalmente en consejos que te dirigen a pequeñas inversiones y prácticas de bajo coste o coste cero...claro que, en este caso, las beneficiarias no sólo son las personas mayores o personas con discapacidad, también los propios comercios, que pueden ver el retorno de su inversión en poco tiempo e incrementado su fondo de negocio.

 

La red acreditará a las empresas que se comprometan con la amigabilidad y adapten sus locales. Lo hará con la emisión del sello ‘somos amigables’ que podrán lucir en los establecimientos y con el Mapa de Lugares Amigables y la Guía de Establecimientos Amigos que promoverá.


El programa pretende dar facilidades a los establecimientos que deseen convertirse en más amigables, mediante la guía y el acceso a esa formación. Los establecimientos que deseen adherirse, deberán primero realizar una autoevaluación para que sean conscientes de dónde están sus márgenes de mejora en amigabilidad y actúen en consecuencia, y firmar su compromiso con la iniciativa Euskadi Lagunkoia.


Se trata de un conjunto de consejos y pautas dirigidas a las y los gestores de los establecimientos, que pretenden fomentar que las y los propios comerciantes y hosteleros conviertan sus locales en espacios amigables y con ello mejorar el servicio de atención al cliente a través de una mayor sensibilización del personal. Son pautas y recomendaciones para prestar un servicio de calidad a todas las personas y en especial a las personas mayores, compensando las necesidades que puedan presentar en diferentes ámbitos como: pérdida de movilidad, disminución de la visión, disminución de la audición, o deterioro cognitivo.


Se estima que el 30% de las personas entre 65 y 74 años tienen dificultades en la movilidad, elevándose al 80% entre las personas de 85 y más; un 20% de las personas de 65 a 74 años tiene algún tipo de limitación para ver y más de un 40% de las personas de 85 y más; el 30% de las personas de entre 65 a 74 años sufren limitaciones para oír y esta proporción aumenta hasta 67% entre las mayores de 85 años; en cuanto a la demencia, actualmente se estima que afecta a 1 de cada 10 personas de más de 65 años. Entre las mayores de 85 años afecta a 1 de cada 3. Lo que significa que unas 45.000 personas pueden encontrarse en esta situación en nuestra comunidad autónoma.


Algunos ejemplos de los consejos y pautas incluidas en la guía son: si la entrada no es a nivel de suelo, considerar la instalación de una rampa; activar un servicio de entrega a domicilio; dejar las puertas y lugares de paso con espacio amplio; disponer de una buena iluminación artificial; reducir el volumen de la música; retirar las alfombras, o ponerlas encastradas al suelo; poner una silla o banco para el descanso durante la espera; contar con gafas para vista cansada o una lupa para que personas con dificultades de visión puedan leer las especificaciones de los productos, información, menús, etc.; hablar de forma clara y repetir siempre que sea necesario; y una serie de consejos para mejorar el material impreso, entro otros.


Según un estudio reciente, la media de consumo para las familias de 60 y más años es de 96,67 euros a la semana, cifra superior a la de la población de 16 a 44 años. Además, las personas mayores suelen ser clientes fieles, buenos conocedores de los productos que adquieren, compradores diarios y demandantes de una atención personalizada, generando así una relación de confianza con el comerciante.

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter